EADA Alumni, la asociación de antiguos alumnos de esta prestigiosa escuela de negocios, ha organizado a lo largo de este año el “EADA Networking Day”; una serie de eventos de networking centrados en la mejora de las habilidades profesionales.
Para cerrar el curso invitaron a Química visual a impartir una charla titulada “Storytelling personal. Cómo conseguir que cada encuentro sea memorable.” que se celebró el pasado martes el hotel Regina de Barcelona.

Este post recoge las principales ideas que presentamos, articuladas a partir del siguiente esquema:

La Fórmula



¿QUIÉN SOY?

Es algo que casi nadie se pregunta, y sin embargo, a partir de la respuesta que damos a esta cuestión construimos nuestra manera de pensar, sentir y actuar.
Todos contamos historias y, antes de contarlas a los demás, nos las contamos a nosotros mismos, ya que nuestra historia interna será la verdadera y se percibirá, aunque sea entre líneas.

Ejemplo: Una persona que ha perdido el trabajo a causa de una reestructuración de la empresa y que se siente víctima de la crisis económica, un jefe malvado, etc., aunque intente “vender” que es un gran profesional, el victimismo traspasará su discurso.

Por eso, el primer paso para construir la historia que queremos contar al mundo es preguntarnos quiénes somos. Sin emitir juicios ni valoraciones, sin apoyarnos en expectativas o miedos. Simplemente, se trata de enunciar quiénes somos (o quiénes nos sentimos) en el momento presente.



¿QUÉ QUIERO CONTAR?

La acumulación de información no es una historia. De hecho, las dos cosas no tienen casi nada en común.
Además resulta materialmente imposible trasladar toda nuestra vida, repleta de matices, detalles y momentos, a un relato único.


Por eso, es fundamental aceptar que la historia que contaremos tendrá un enfoque sesgado. (En el Storytelling, la objetividad y la imparcialidad no existen).


Elegiremos pues algunos momentos, situaciones y anécdotas. ¿Con qué criterio? El de incluir aquello que nos acerque más a nuestro objetivo.

Ejemplo:Si quieres explicar que eres experto en una materia, elige los aprendizajes y logros que ilustren tu capacidad.




TÚ / YO – CONECTAR

Nuestra aproximación al Storytelling y al Networking es semejante: se trata de conectar con el otro. De hallar un territorio común en el que ambos podamos reconocernos y construir una relación que sea de beneficio mútuo. Aquello que en biología se denomina relación simbiótica y que en el mundo de los negocios han preferido etiquetar de “win to win”.

Ejemplo: Si pones la atención en lo que tienes en común con otra persona (en lugar de fijarte en las diferencias), puedes descubrir que compartes temas como el golf, la paternidad, o el interés por un determinado autor. En este terreno común puedes empezar el diálogo.




LA EMOCIÓN

Las personas conectamos con otras a través de la emoción. Reconocemos la tristeza y la alegría en el otro y sentimos que estamos ante un ser humano que podemos entender. De ahí que escogeremos fragmentos de nuestra historia que tienen un significado emocional para nosotros. Así hablaremos de momentos decisivos (miedo), éxitos (alegría), proyectos (ilusión).

Ejemplo: No es tan importante lo que cuentas, como la emoción que transmites cuando lo hagas. Si demuestras entusiasmo al hablar de tu proyecto, tu interlocutor lo captará por encima de los detalles concretos que tal vez le resulten más lejanos.




EN RESUMEN…

El Storytelling nos puede ayudar a conectar con otras personas y construir relaciones. Para elaborar nuestra historia personal nos hemos de preguntar: ¿Quién soy yo? ¿Qué quiero contar? ¿Con quién quiero conectar? ¿Qué nos une? ¿Qué me emociona?


Y para conseguirlo, como hacía Robert De Niro en Taxi Driver, nada mejor que practicar, porque la naturalidad surge del ejercicio.



Share →

11 Responses to Storytelling Personal para el Networking

  1. Nuevo post: “Storytelling para el Networking”: http://www.quimicavisual.com/storytellin

  2. […] This post was mentioned on Twitter by eva snijders. eva snijders said: Resumen para asistentes y no asistentes… ; ) RT @quimica_visual: Nuevo post: "Storytelling para el Networking": http://bit.ly/cihxSM […]

  3. […] en la charla (para eso tendréis que ir a verlos en la próxima ocasión o también leerlo aquí) pero si que me gustaría hablar de un aspecto que me gustó y que creo que olvidamos con demasiada […]

  4. xbermudez says:

    RT @quimica_visual: Nuevo post: “Storytelling para el Networking”: http://www.quimicavisual.com/storytellin

  5. Gracias por RT Nuevo post: “Storytelling para el Networking” http://www.quimicavisual.com/storytellin… @mausant @dsoler @patdeandres @ricardcastellet

  6. ricardcastellet says:

    Soy fan de @quimica_visual

  7. Marco says:

    Me hubiese encantado ir =)

    Un abrazo a los dos,
    Marco

  8. Muchas gracias por reivindicar la importancia del storytelling como herramienta de comunicación y de networking. Las historias están muy devaluadas hoy en día, como cuando rechazamos algo porque “no me vengas con cuentos”.

    Si alguien nos preguntara “¿conoces a un narrador de historias?”, posiblemente pensemos en los “profesionales” de la narrativa: directores y guionistas de cine, escritores, guionistas de cómic. Tal vez por su excesiva obviedad, con toda seguridad pasaremos por alto el detalle de que todos somos narradores (y consumidores) de historias. Cotidianamente, nos narramos historias a nosotros mismos y a los demás.

    En mi opinión, una de las marcas o señas de identidad de las grandes obras de narrativa universal en cualquiera de sus medios se identifica por la manera como con unas pocas pinceladas son capaces de caracterizar a un pesonaje, mostrar una situación compleja, introducirnos en el conflicto de una larga historia. Como no hay tiempo infinito, hay que seleccionar el material. Ahí reside parte del arte: qué eliminar, en qué hechos basar nuestra historia.

    La elección de lo que mostramos dice todo acerca de quiénes somos. Esta elección es a veces consciente y otras muchas inconsciente, pero siempre revela cómo somos. Hay gente que sólo te habla de sus enfermedades, desgracias, problemas; otras te hablan de sus logros profesionales, conquistas amorosas, éxitos deportivos; otras te hablan de sueños no realizados, ilusiones nunca cumplidas, viajes que harán y dinero que ganarán en una lotería a la que nunca juegan; … Todos estamos construyendo un personaje.

    Es muy importante tomar conciencia del papel del storytelling en nuestra vida cotidiana y tomar las riendas de las historias que contamos a los demás y nos contamos a nosotros mismos. Con vuestro trabajo nos ayudáis a caminar en esta dirección.

  9. Química visual says:

    Gonzalo, un millón de gracias por tu aportación: en sí misma reflexión y resumen, un catálogo de elementos fundamentales para el Storytelling que espero nuestro lectores valoren como se merece.

    Te estamos especialmente agradecidos por introducir en el debate un tema que me resulta muy querido: la economía de medios, la supresión, el “fuera de cuadro”, el silencio, la elipsis que narra.

    Prometo (no aseguro cuando) realizar una (o varias) entradas al respecto, porque es un asunto de gran relevancia y al que casi nadie le presta atención.

    Seguimos explorando territorios personales y desconocidos.
    Gracias por acompañarnos en este viaje irrepetible.

  10. […] último me encantaría que Eva Snijders (@evasnijders) ampliara un poco esa idea del Storytelling Personal para el Networking porque me da el pálpito que el enfoque de lo que contamos y cómo lo construimos es clave para […]

  11. […] me pide que amplíe un poco esa idea del Storytelling Personal para el Networking porque le da el pálpito que el enfoque de lo que contamos y cómo lo construimos es clave para […]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current ye@r *